LOADING

El amor eterno de Renata Litvinova

Kateryna Shcherbak*

El amor eterno de Renata LitvinovaMientras el invierno continúa andando por las calles de la capital y congelando a los ciudadanos, el ambiente artístico presenta a su público apasionado las obras cuyo estreno esperaba por años. Si bien la cuarentena limita a todo el mundo, el arte no tiene límites, el arte es más fuerte que la muerte.

Tanto los cantantes producen sus obras maestras, como los directores del cine dan a luz algo íntimo, algo que toca el corazón y lleva la mente a la dimensión de los pensamientos y de los descubrimientos internos. En resumidas cuentas: el contenido que lleva el carácter de arthouse va recibiendo más reconocimiento del que había recibido antes. Así, Zemfira, una cantante famosa que a lo largo del tiempo ha sido un símbolo de amor y de la vida dramática, estrenó su nuevo álbum en el que unió las canciones que no había podido terminar de escribir por años. En fin, la cuarentena sirvió como un trigger que inspiró y apoyó a Zimfira.

En su tiempo, León Tolstoi sugirió “si pueden no escribir, que no escriban.” El asunto es que hoy en día el mercado de masas produce productos que, si bien tienen la idea, les falta la profundidad. Las canciones de la cantante rusa contienen un mensaje en la letra y un mensaje en la música, en el sonido.

Ella, a quien la mayoría de la población considera una persona de otro mundo, a quien llaman extraterrestre, finalmente convierte en realidad sus grandes ideas, sus deseos, su personalidad. Ella es Renata Litvinova, la guionista, la directora del cine, la actriz, una persona increíble y misteriosa. 

Este año la cineasta presentó dos obras: la película El viento nórdico y su segunda obra de teatro La estrella de su periodo. El tema primordial de ambos trabajos es el amor.

La artista de honor, en una de sus entrevistas, explica muy a su modo sobre La estrella de su periodo: “ustedes mismos eligen el destino, que en mi versión personal es el amor, por supuesto. Esto es el amor, que es más fuerte… ¿Cómo explicarlo? Todo te puede traicionar. Sin embargo, tu pasión, lo que a ti te gusta, nunca te traicionará.” Acerca de El viento nórdico, aquí el concepto del amor tiene otro matiz. La película afirma que el amor sabe esperar y que el amor puede ser cruel. En la película la mujer espera a su hombre, a ese hombre, al que conoció hace muchos años. Por otro lado, esta mujer tiene un hijo que perdió a su prometida, se casó con una mujer a la que no amaba y quien no lo deja vivir tranquilo. A su vez la madre está dispuesta a cualquier cosa, incluso al crimen con la finalidad de salvar a su hijo.

El tema es polémico y es posible admirar o detestar a los héroes de ambas obras, inclusive identificarnos con ellos a nuestro pesar; en definitiva, cada espectador ve algo suyo. Lo único que permanece inalterado en las obras de Litvinova es la gama de emociones que presenta cada personaje, así como la historia que hay detrás de cada uno de ellos.

Los espectadores señalan que las obras son fascinantes, intelectuales y misteriosas. Docenas de las personas quedaron satisfechas tanto de la obra de teatro como de la película. ¿Y cuál será tu opinión?


*Estudiante de Ucrania del curso Español 8
CEPE-Polanco, UNAM, Ciudad de México

Imagen: Canva


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2022/06/13/renata-litvinova/