LOADING

El matrimonio en Japón

Moemi Sasaki*

El matrimonio en JapónEl matrimonio es una de las actividades sociales que reflejan la cultura y costumbres de un país. En Japón, hay varias formas de matrimonio y han cambiado con el tiempo; sin embargo, algunas costumbres tradicionales siguen hasta ahora y eso nos enseña cómo los japoneses piensan sobre el matrimonio y las relaciones sociales con los demás. Hay tres cosas típicas en el matrimonio japonés: la preparación del matrimonio, la boda y el cambio de nombre.

         Con respecto a la preparación, se considera que hay un procedimiento adecuado para una pareja desde que se compromete hasta que se casa. Después de que la pareja da la palabra del matrimonio, visita la casa de la novia primero, para pedir permiso para casarse a sus padres. Luego, la pareja va a la casa del novio y pide permiso a sus familiares también. Este orden no se puede cambiar, porque se considera que la novia sale de su casa, es decir, su familia, y entra en la casa del novio como un miembro nuevo de la familia en cuanto se casan. Los padres de la novia tienen que despedirse de su hija querida, por eso la pareja pide el permiso del matrimonio primero a los padres de la novia. En caso de que las dos familias acepten el matrimonio de sus hijos, ellos preparan una reunión con las familias para que ambas puedan conocerse y fortalezcan la relación familiar antes de que los novios se casen. Tradicionalmente, la familia del novio prepara regalos como dinero y comida para la familia de la novia. Tan pronto como termina la reunión, finalmente a la pareja se le permite casarse.

En cuanto a la boda, la manera de celebrarla está variando en las últimas décadas debido a la influencia de la boda cristiana, pero lo más tradicional es la boda de estilo japonés que se celebra en un santuario sintoísta. En el ritual, el sacerdote hace una oración y los novios hacen sus juramentos. Luego, una sacerdotisa sirve sake a fin de que la pareja pueda tomarlo tres veces. Ese ritual es muy solemne y humilde y es realizado solamente por los novios con sus familias. Después de terminar la boda en el santuario, es común hacer una recepción en la que se sirve comida y bebida con la finalidad de que la pareja les dé hospitalidad a los invitados. Siempre que nos inviten a una boda en Japón, hay que entregar dinero en una bolsa decorada como regalo de felicitación. La cantidad de dinero recomendable es diferente y depende de la relación con los novios; las familias y los jefes de la pareja pagan más; los amigos y los colegas pagan menos.

Otra cosa única del matrimonio japonés es el cambio de nombre. En Japón, todos tienen solo un apellido y no se pueden tener dos o más apellidos. También una familia comparte el mismo apellido, básicamente el del padre. Con base en esa costumbre, cuando los novios se casan, tienen que elegir su apellido como el de una familia nueva. Por ejemplo, si hay un hombre que se llama Taro Suzuki y una mujer que se llama Yuka Tanaka, hay dos opciones de apellidos; Suzuki o Tanaka, y ellos seleccionan uno de los dos. Es decir, uno de los novios cambia su nombre. Es más común que se adopte el apellido del novio, por lo tanto, la novia pierde su apellido original cuando se casa.

Hasta aquí presenté las costumbres del matrimonio japonés. En síntesis, se puede observar que se da mucha importancia a la vinculación de las dos familias de los novios en el matrimonio. Cuando me casé hace unos años en Japón, tenía que hacer muchas cosas para reunir a las familias. Si yo me hubiera casado en otro país, no me habría pasado. En conclusión, se puede decir que el matrimonio en Japón es como el casamiento de las familias.

 

*Estudiante de Japón del curso Español 6
CEPE-Polanco, UNAM, Ciudad de México

Imagen: istockphoto.com


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
https://floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2022/08/22/el-matrimonio-en-japon/