LOADING

Noches con vecinos en Inglaterra

Kayla Dean*

Noche con vecinos en InglaterraYo viví en Birmingham, Inglaterra, por un año, y cuando estuve ahí, había una noche cada mes muy especial para mí. En 2019 y los primeros meses de 2020, una noche, en el último miércoles de cada mes, había una reunión llamada “Noche con vecinos”.

Estas reuniones se realizaban en la cafetería de una iglesia en mi colonia. Cuando los integrantes del grupo llegaban a ese lugar, todos compartíamos un platillo que habíamos preparado en casa. Esto era muy interesante porque mi colonia era un lugar muy diverso. A veces teníamos platillos que venían de Asia, Europa, el Caribe, Medio Oriente y más. También nos reuníamos personas de diferentes edades, desde niños pequeños hasta adultos mayores.

Posteriormente, todos nos sentábamos a comer juntos. Este era un momento excelente para hacer amigos nuevos, compartir historias, así como también para darle la bienvenida a gente de todo el mundo a nuestra colonia. Esta experiencia era muy bonita y especial para todos.

Desafortunadamente, en marzo de 2020, la pandemia les hizo imposible a las personas salir de su casa. Esta situación fue muy difícil en mi colonia para todos: muchas personas sufrían porque estaban solas, especialmente las mayores.

Un día, cuando unos amigos míos iban caminando en el parque, vieron a otras personas que habían estado encargadas de organizar las reuniones de las “noches con vecinos”; entonces, empezaron a comentar sobre los problemas causados por la Covid en nuestra colonia, y que todos extrañaban participar en esta actividad. Creímos que sería posible retomarla, por eso empezamos a planear continuar haciendo las reuniones por medio de zoom. En tan solo unas pocas semanas, las invitaciones fueron enviadas a toda la colonia.

A partir de ese momento, empezamos a organizar muchas noches de reuniones con vecinos en línea. Primero, todos tomábamos un momento para compartir nuestra merienda, incluyendo refrescos, currys, varios tipos de dulces y mucho más. De hecho, una vez, yo le mostré al grupo una tetera nueva que me había regalado un vecino de Malta, amigo mío.

Después, compartíamos juegos de trivias o expresiones artísticas como poemas, pinturas, canciones, manualidades que nosotros mismos elaborábamos.  Era un momento muy especial, porque nos daba la oportunidad de mostrar a los demás compañeros del grupo nuestra diversidad cultural y nuestra humanidad en común.

Me gustaban mucho estos intercambios culturales porque nos permitían experimentar un mundo fuera de nuestros departamentos y problemas. Lo más importante fue que, a lo largo de esta experiencia, todos compartíamos lo que era difícil en ese momento, al mismo tiempo que nos estábamos cuidando y protegiendo.

En una ocasión, muchas personas comentaron que esto había sido algo muy bueno para  toda la colonia. Actualmente ya no vivo en Inglaterra, pero he escuchado que las reuniones de “noches con vecinos” ¡se están haciendo de forma presencial nuevamente!

En mi corazón, guardo un recuerdo muy especial de esas noches, durante la pandemia de Covid, porque fue un tiempo muy difícil que nos dio mucha esperanza a mí y a personas queridas.

*Estudiante de Estados Unidos del Taller de Redacción 1, Español 3
 CEPE-Taxco, UNAM, México

Imagen: Canva


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2022/06/13/noches-con-vecinos/